Seleccionar página

La vicealcaldesa y consejera de cultura y proyección exterior del Ayuntamiento de Zaragoza, Sara Fernández Escuer, explica al presidente de la Academia Iberoamericana, Rafael Ansón, cuáles son las líneas de actuación y los planes a ejecutar durante los 12 meses en los que la ciudad celebra ser nombrada Capital Iberoamericana de la Gastronomía Sostenible.

–    ¿Por qué Zaragoza propuso a la Academia Iberoamericana de Gastronomía la posibilidad de ser Capital Iberoamericana de la Gastronomía Sostenible durante el año 2023?

Zaragoza lleva muchos años trabajando en ser una ciudad más saludable y más sostenible, avanzando con paso firme en el compromiso con el medio ambiente, involucrados en múltiples proyectos que han hecho que la ciudad sea designada por la Comisión Europea como una de las 100 ciudades europeas con el objetivo de ser climáticamente neutras en el año 2030. Zaragoza se convierte así en un referente europeo por sus proyectos de movilidad sostenible, eficiencia energética y economía circular.

Una de las fortalezas de Zaragoza como destino turístico es su gastronomía. Entonces, ¿por qué no aunar los dos conceptos en un mismo objetivo? De ahí nace la idea de convertir la en lo que es hoy: Capital Iberoamericana de la Gastronomía Sostenible.

Se trata de un reto ambicioso, pero también de un incentivo para pisar el acelerador y continuar ejecutando el plan de acción marcado por el Gobierno de la ciudad para conseguir mejorar la calidad de vida de sus habitantes y convertir a la capital aragonesa en un foco de atracción de inversión en sostenibilidad e innovación, así como en referente de la gastronomía sostenible.

–    Zaragoza ya había emprendido un camino hacia la sostenibilidad y quizá “faltaba” el ámbito gastronómico. ¿Cómo se incluye en la ruta que ya había trazado la ciudad?

Con total naturalidad. El sector hostelero y turístico de la ciudad recibió nuestra propuesta de convertir la ciudad en referente de la gastronomía sostenible con gran ilusión y es justo visibilizar las acciones que nuestros establecimientos hosteleros ya estaban haciendo en esta materia. La gastronomía es un gran valor que nos va a ayudar a que el mensaje y el trabajo que estamos realizando como destino sostenible se refuerce. Porque Zaragoza es sabrosa, saludable, sostenible y solidaria.

–    ¿Cree que la Capitalidad puede contribuir a generar turismo hacia Zaragoza y, en general, hacia Aragón? Quizás, incluso, turismo gastronómico, porque la gente va a entender que Aragón genera y produce una serie de alimentos de gran calidad que pueden degustarse en sus restaurantes y en la hostelería.

Por supuesto, no solo va a generar visitantes a la ciudad que estén interesados en la gastronomía zaragozana y aragonesa, sino que pretende ser un altavoz para difundir el excelente trabajo que hacen los productores de la ciudad y de la Comunidad Autónoma. Desde el Ayuntamiento tenemos varios proyectos en marcha para reforzar la producción y la comercialización de nuestros productos de kilómetro cero y esta Capitalidad es una oportunidad más para ponerlos en valor.

La entrevista completa aquí.