A pesar de ser un pequeño productor, en Panamá encontramos hoy algunos de los mejores cafés del mundo, gracias a su ubicación geográfica, microclimas, suelos y a la presencia de variedades tan exclusivas como la Panamá Geisha.

Mario Castrellón, chef de Maito (puesto 17 en Latin America’s 50 Best Restaurants), elabora una coliflor a la parrilla con salsa de cáscara de café de la variedad Geisha. Por su parte, Benito Bermúdez, fundador de Café Unido, prepara coctelería con cold brew (infusión de café molido grueso y agua, a temperatura ambiente) versionando el tradicional Old Fashioned.