Como cierre del ciclo de live webinars gratuitos que la Academia Iberoamericana de Gastronomía y Chef Campus Culinary Institute han llevado a cabo desde el pasado mes de abril, el 30 de junio se celebró un encuentro digital interacademias en directo con la participación de las Academias Nacionales de Gastronomía de Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, España, Estados Unidos, Paraguay, Perú, República Dominicana y Venezuela.

“Aunque no podemos frenar el coronavirus, pensemos en lo poco positivo que nos ha dejado la pandemia: la puesta en valor de la salud y la solidaridad”, palabras con las que Rafael Ansón, presidente de la AIBG y de la Real Academia de Gastronomía de España, iniciaba una intervención con un claro mensaje unificador: “tenemos las mejores Academias Nacionales de Gastronomía del mundo agrupadas en la mejor Academia del mundo”.

Le antecedía María Podestá, presidenta de la Academia Argentina de Gastronomía, quien destacó que la AAG envió una carta al Presidente de la Nación , Alberto Fernández, para pedir respaldo a los establecimientos de restauración y hotelería; mientras que los restaurantes han optado por el formato delivery “para subsistir” y se están vendiendo cubiertos para ser canjeados “a futuro”.

Edecio Armbruster, presidente de la Academia Brasileira de Gastronomía, comentó que su país está viviendo “un momento crítico desde el inicio de la pandemia”. En São Paulo, ciudad donde reside, reabrirán los restaurantes el próximo lunes y los locales han propuesto un modelo de delivery quase pronto, con el que los comensales reciben en sus casas los pedidos “casi listos” y las instrucciones para terminarlos correctamente.

Natalia Vila, recién elegida presidenta de la Academia Colombiana de Gastronomía, aseguró que su Academia ha apoyado a los restaurantes, “ha activado el formato virtual para poder seguir con la promoción de la gastronomía y las tradiciones” y para permitir encuentros con productores, en estricta colaboración con las Gobernaciones.

Desde La Habana se conectaron Jorge Méndez, presidente de la Cátedra Cubana de Gastronomía y Turismo, y José Carlos de Santiago, vicepresidente de la AIBG. Méndez expuso que su país ha asumido una firme postura de “alinear esfuerzos” para atender el sector sanitario, llevar a cabo un take away a precios módicos y comenzar una fase de apertura de alojamientos turísticos para el mercado nacional.

Por su parte el vicepresidente de la AIBG recordó que debemos recurrir a la gastronomía de las 4 eses (saludable, solidaria, sostenible y satisfactoria) pues, en tiempos así, la solidaridad “cobra aún más fuerza”.

En Sevilla estaba Alfonso Marín, secretario general de la AIBG, quien quiso dejar un mensaje de esperanza porque en esta pandemia “hemos aprendido muchas cosas, entre ellas la importancia de la solidaridad mundial”.

Sevi Avigdor, presidente de la Academia de Estados Unidos Este, subrayó que a pesar de las fracturas políticas, la recesión económica o los índices de desempleo

“si algo podemos sacar de este momento es que las familias se han unido más”.

Carlos Micossi, presidente de la Academia Paraguaya de Gastronomía, fue rotundo al afirmar que habían “desaparecido los conceptos gourmet y que los restaurantes se habían trasladado a las casas, lo que ha supuesto una revalorización del sector agroalimentario”.

Desde Perú contamos con el testimonio de Álvaro Ruiz de Somocurcio, presidente de la Academia de Gastronomía de ese país, quien aseveró que el sector “tendrá que adaptarse a la nueva normalidad, a un nuevo estilo de vivir, con delivery, cartas reducidas y las casas convertidas en laboratorios de cocina”.

Luis Ros, presidente de la Academia Dominicana de Gastronomía, recalcó que han afianzado la comunicación entre Académicos, el apoyo a los restaurantes y han iniciado un modelo de cenas virtuales con un kit con instrucciones para que los platos se ensamblen en casa “para garantizar un resultado óptimo”.

Ivanova Decán, presidenta de la Academia Venezolana de Gastronomía, cerró los turnos de palabra con un claro mensaje: “nadie sabe lo que va a pasar, pero la Academia seguirá trabajando para estimular la cocina venezolana y dar fuerza a un fenómeno nuevo, el de la cocina de la diáspora, que está permitiendo que se conozcan nuestros sabores en el mundo”.

El live webinar fue moderado por la directora general de la AIBG, Antonella Ruggiero, y contó con la asistencia de expresidentes, directores y secretarios generales de algunas Academias Nacionales de Gastronomía.