Vitoria, 4 nov (EFE).- Un total de 35 cocineros que atesoran 10 estrellas Michelin y 17 Soles Repsol se darán cita mañana en Vitoria para rendir homenaje a Rafael Ansón, el presidente de la Real Academia de Gastronomía, a quien los grandes chefs consideran un visionario a la hora de divulgar el valor de la alta cocina.

El restaurante Zaldiaran de la capital alavesa es el lugar elegido para el homenaje a este empresario, gourmet y viajero que, a sus 83 años, preside las academias de gastronomía de España, del Mediterráneo, de Europa e Iberoamérica, y ha escrito numerosos libros, colecciones y guías sobre el buen comer.

Para reconocer su infatigable labor se han unido los estrellas Michelin Adoni Luis Aduriz (Mugaritz), Diego Guerrero (DSTAgE), Paco Roncero (La Terraza del Casino), Mario Sandoval (Coque), Ricard Camarena (Ricard Camarena Restaurant) y el anfitrión (Patxi Eceiza), que han elaborado un menú a la altura de las circunstancias.

Todos ellos han querido ensalzar el compromiso de Ansón con la alta cocina y expresarle que, como dice Ferran Adrià, sin él “la gastronomía española no sería lo que es”.

Algunas de las frases de Rafael Ansón, como “la gastronomía es la industria de la felicidad”, dan idea de su compromiso por fomentar la buena mesa y a sus creadores.

Defensor de la materia prima, del mestizaje culinario, de la incorporación de la tecnología a la cocina y de la nutrición saludable porque según dice “junto a la búsqueda de placer, comemos básicamente para preservar nuestra salud”, Rafael Ansón ha sido un descubridor de talentos culinarios y ha logrado que los cocineros tengan el reconocimiento actual, como proclama el chef argentino Francis Mallman.

Carme Ruscalleda lo define como el impulsor de la “cocina de la libertad”, algo que a su juicio España extendió al mundo a partir de los años 90 y multiplicó el interés por la gastronomía, por saber comer y por disfrutar comiendo.

El peruano Gastón Acurio asegura que “hoy España y América Latina se abrazan a través de la cocina en gran parte gracias a la visión y enorme trabajo que Rafael ha dedicado para que ello ocurra”.

“Pieza clave en la gastronomía de este país, sin él nada hubiera sido lo mismo”, admite Diego Guerrero. Su colega Jordi Cruz (Abac) reconoce que le “duelen” los homenajes como el de mañana “porque dan sensación de que se ha terminado una etapa, pero el señor Ansón es un chavalín y tiene que seguir haciendo lo que tan bien hace: apoyar la gastronomía de España”.

Desde su faceta al frente de las más prestigiosas academias de gastronomía y también como licenciado en Derecho y diplomado en Periodismo, fue general de RTVE durante la Transición y asesor de numerosas empresas.

Entre sus innumerables reconocimientos ha recibido las Grandes Cruces del Mérito Civil, de Isabel la Católica, de Alfonso X El Sabio y la Legión de Honor de Francia.

Mañana recibirá el cariño de algunos de los grandes cocineros que quieren agradecerle todo lo que ha hecho por impulsar el arte de los fogones en el mundo. EFE