Tras el año de Capitalidad de Buenos Aires, en un acto cargado de festividad, el ministro de Turismo de Argentina, Gustavo Santos, y el director del Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires, Gonzalo Robredo, entregaron el testigo a su sucesora, Sao Paulo, que ostentará el título de Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica en 2018.

La representación brasileña, encabezada por el viceministro de Turismo, Alberto Alves, y el Embajador de Brasil en España, Antonio José Ferreira Simões, destacó la importancia que tiene para la ciudad recibir este reconocimiento.

Alves aseguró que todo su equipo de gobierno se siente “feliz al saber que Sao Paulo se convierte en el polo de la creatividad de la gastronomía iberoamericana”.

Por su parte, el Embajador del país sudamericano hizo énfasis en que la elección de la ciudad es relevante “porque en Sao Paulo se respeta la diversidad étnica, económica y de color y es una ciudad de inmigrantes con un claro espíritu iberoamericano”. Ferreira Simões cerró su intervención afirmando que se harán todos los esfuerzos necesarios para demostrar que la gastronomía va “desde un restaurante muy caro hasta un pequeño local que sirve una tapa exquisita”.

Rafael Ansón, presidente de la Academia Iberoamericana de Gastronomía, confirmó que la relación de Capitalidades seguirá creciendo en el tiempo, “porque el mundo iberoamericano tiene la mejor oferta gastronómica global”.

Sobre la Capitalidad Iberoamericana de la Cultura Gastronómica, Gonzalo Robredo, dijo que “potencia y posa la mirada del mundo en una ciudad iberoamericana durante un año”.

A Sao Paulo la sucederán Miami y Madrid, en 2019 y 2020 respectivamente, donde ya se están tejiendo todas las sinergias necesarias para estar a la altura gastronómica de dos de las más importantes ciudades de Sudamérica.

Por ello Luis Cueto, vicealcalde la ciudad de Madrid, confía en que la gastronomía “será el puente perfecto para conocerla”.

Sobre la Capitalidad Iberoamericana de la Cultura Gastronómica
La Capitalidad Iberoamericana de la Cultura Gastronómica es una designación de marca que crea la Academia Iberoamericana de Gastronomía para otorgar un reconocimiento a la excelencia gastronómica de un destino de uno de los países iberoamericanos que se encuentran representados en la AIBG.