El stand de Cuba en la Feria Internacional de Turismo (FITUR) fue el escenario en el que se celebró, el pasado jueves, la firma del documento que acredita a La Habana como Capital Iberoamericana de la Coctelería, en presencia de Manuel Marrero, ministro de Turismo de Cuba; Rafael Ansón, presidente de la Academia Iberoamericana de Gastronomía; Gustavo Machín Gómez, Embajador de Cuba en España y José Carlos de Santiago, Embajador de la AIBG.

La elección de La Habana fue uno de los acuerdos de la última Junta Directiva de la Academia Iberoamericana de Gastronomía, que tuvo lugar en Buenos Aires en el mes de septiembre de 2017, y que contó por vez primera con la presencia del presidente de la Cátedra Cubana de Gastronomía y Turismo, Jorge Méndez.

Rafael Ansón explica que se debe a su historia: “Desde siempre, el viaje a La Habana incluía la posibilidad de tomar algún tipo de cóctel relacionado con el ron. Por tanto, cuando pensamos en un lugar de Iberoamérica donde pudiera llevarse a cabo la primera Capital Iberoamericana de la Coctelería, lo lógico era que fuera La Habana”.

En Iberoamérica, destacó el presidente de la AIBG, “la coctelería ocupa un papel muy importante, porque tiene algunos de los mejores destilados, que son la base de cócteles y combinaciones extraordinariamente atractivos”.

Sobre la Capitalidad Iberoamericana de la Coctelería
La Academia Iberoamericana de Gastronomía creó, en 2014, la denominación de Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica. Primero fue Córdoba (España), luego Guanajuato (México), después Mérida (España) y Buenos Aires (Argentina), en 2017. En 2018 será Sao Paulo, en 2019 Miami y en 2020 Madrid.

En paralelo, la AIBG designa otras Capitalidades para afianzar su labor de preservación del patrimonio gastronómico iberoamericano. Así nació la Capital de la Cultura Gastronómica del Caribe y, más recientemente, la Capital Iberoamericana de la Coctelería”.