academiareal

El 19 de noviembre todos quienes desde su fundación en 1981 hemos impulsado la Academia Española de Gastronomía nos llevamos una gran alegría. Un comunicado procedente de la Casa de Su Majestad el Rey, participaba a la Academia Española de Gastronomía la concesión del título de “Real”.

Tuve el placer de comunicar esta noticia en el curso de la presentación, el pasado 3 de diciembre, de la edición correspondiente a 2009 de la nueva Guía Repsol (anterior Guía Campsa), que la Academia viene asesorando en exclusiva desde su lanzamiento en 1978. Los que hemos valorado desde siempre la importancia de la Monarquía como elemento integrador de nuestro país y la intachable trayectoria de nuestro monarca, Don Juan Carlos, llevábamos tiempo esperando esta noticia que sitúa definitivamente a la gastronomía española a la altura de otras disciplinas del ámbito científico, artístico y cultural.

En efecto, hasta este momento eran ocho las Academias (todas ellas integrantes del Instituto de España), que por su actividad han merecido idéntico reconocimiento, la de la Lengua, la de Historia, la de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales; la de Ciencias Morales y Políticas; la de Bellas Artes; la de Medicina; la de Jurisprudencia y Legislación; y la de Farmacia. Con la satisfacción que me provoca esta noticia no quisiera dejar de homenajear a mi antecesor en el cargo, José María Alfaro y al Marqués de Desio, anteriores presidentes de la Academia, quienes hoy sin duda vivirían con entusiasmo los actuales acontecimientos.

Y una petición que será nuestro objetivo a partir de ahora: conseguir que la Unesco recomiende que se incluya la formación en materia nutricional y de alimentación en todas las escuelas del mundo. Estoy seguro de que ese momento, más pronto que tarde, llegará.

Rafael Anson Oliart