Con una cultura culinaria que se remonta a la época prehispánica, Guanajuato se ha convertido en ejemplo para la gastronomía mundial y lugar en el que se da cita la cocina mexicana tradicional y de autor.

El pasado mes de marzo se entregó en Madrid, España, la distinción oficial para que la próspera ciudad de Guanajuato, en México, una de las urbes coloniales más bellas del país y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se convirtiera en la nueva Capital Iberoamericana de la Gastronomía 2015.

Guanajuato es una hermosa ciudad minera que debe su fama y fortuna al descubrimiento de ricas vetas de oro y plata. En la época prehispánica, la región estuvo habitada por tribus nómadas chichimecas. En 1541 se dieron las primeras incursiones españolas a este territorio y en 1570 fue fundada oficialmente. Guanajuato recibió el título de Ciudad por el rey Felipe V de España en 1741.

Por méritos propios, Guanajuato se ha convertido en ejemplo culinario mundial y lugar en el que se da cita la cocina mexicana tradicional y de autor. La gastronomía mexicana fue reconocida en el año 2010 como Patrimonio Mundial Inmaterial de la Humanidad por su variedad, sus diferentes preparaciones y la utilización de una materia prima de excelsa calidad. De hecho, es una de las más sofisticadas del mundo pues fusiona la cocina mesoamericana y europea, con marcadas influencias españolas, africanas, asiáticas y de Oriente Medio.

Por su parte, Guanajuato posee una cultura culinaria prehispánica, francesa e inglesa, que se observa en platos tan peculiares como el caldo de calabazas con xoconostle, las manitas de cerdo en salsa verde, las enchiladas mineras o las tortas de chicharrón seco con aguacate. Además, en el municipio de San Felipe, se produce el famoso mezcal Jaral de Berrio y el excelente tequila de Pénjamo. Asimismo, en Dolores Hidalgo ― otro de sus municipios, cuna de la independencia de México― cada vez más proliferan importantes bodegas de vinos entre las que destaca Cuna de Tierra, que produce vinos galardonados a nivel nacional e internacional.

Las Mercedes.

Recomendar dónde comer en Guanajuato es una tarea ardua y complicada debido a las muchísimas y variadas opciones que existen. No obstante, dos de sus más brillantes y selectos restaurantes son Casa Valadez y Las Mercedes.

Casa Valadez, situado en el número 3 de la calle Jardín Unión, en pleno centro histórico de la ciudad, es un señero negocio de restauración en Guanajuato. Comenzó su andadura en la década de 1950 y por sus mesas han pasado personalidades célebres como la reina Isabel II de Inglaterra, la ex primera dama estadounidense y actual candidata presidencial Hillary Clinton y la mayoría de los presidentes de México. A cargo de su cocina está una discípula del prestigioso Ferran Adrià, la chef Karla Chápero, quien propone platos típicos de la cocina mexicana con un punto muy interesante de cocina de autor y menús que se renuevan constantemente. Vea aquí nuestra selección de restaurantes de todo el mundo.

Casa Valadez.

También en el casco antiguo de la ilustre ciudad es inevitable hacer una parada en el conocido restaurante Las Mercedes, en la calle de Arriba número 6, cuya cocina despierta el interés de aquellos que buscan vanguardia y sofisticación en un entorno de tranquilidad y sosiego. Dispone de un interesante menú tradicional de platillos guanajuatenses, legado de varias generaciones, con una presentación moderna en la que priman los ingredientes locales y frescos. Son imperdibles su sopa negra de huitlacoche, el costalito de hoja de plátano relleno de pescado ahumado en escabeche, el chile pasilla con nata o las tiernas chuletillas de ternera en mole blanco de quesos