Vinci.

Tienda especializada en importación de vinos de las principales regionales productoras del mundo. El personal está capacitado para ayudar y las compras se pueden realizar al detal o al mayor. Encontraremos desde vinos chilenos, uruguayos, españoles, italianos y argentinos hasta Champagnes, espumosos italianos u otros licores del mundo.

Eataly.

La sucursal paulistana del proyecto del chef Mario Batali y el restaurador Joe Bastianich, en Nueva York, es un espacio fascinante. A la par de productos como carnes y pescados, justo al lado de estos expendios hay pequeños restaurantes que trabajan las materias primas en un formato y sin pretensiones pero con la garantía de la calidad de la materia prima. La selección de embutidos y quesos italianos es amplia y están loncheados y envasados listos para el autoservicio en cantidades que permiten degustarlo sin afectar tanto el presupuesto. La selección de vinos italianos es bastante amplia.

Casa Santa Luzia.

Fundada en 1926 por una familia de inmigrantes portugueses, Santa Luzia se ha convertido en un espacio de reunión de productos procedentes de casi todas partes del mundo, sobre todo de Europa, Asia y América. Su stock cuenta con más de 30.000 referencias.